viernes, 17 de octubre de 2008

CAOS INTERIOR

Se abre el telón, un nuevo ¿día? Comienza.
Ropa por el suelo, restos de comida en la encimera, papeles mojados, colillas cenicientas…
“si tú me dices ven, lo dejo todo…”; sexo sin amor, un polvo, ¿follamos?.
“bésame, bésame mucho, como si fuera esta noche la última vez…”.
Lagunas mentales, pollo en la nevera, leche cortada y un trozo de pan duro.
No puede ser, me digo. La cama está hecha, las ventanas abiertas, el frío me corta las piernas desnudas.
Pero todavía guardo en un suspiro algo de aquel perfume tuyo que tanto me gustó, que me cautivó y luego hizo ésto de mí.
Música decadente, viejos en el parque, relojes locos que intentan matar el tiempo. Y yo, en medio de este caos que me pertenece, llamo a Ulises por si le apetece tomarse un café y contarme sus últimas aventuras.
Me sumerjo en la bañera y ahogo mis pensamientos. Estallan a gritos en medio del silencio pero no me importa; la vecina del 5º aún duerme.
Me miro al espejo y las lágrimas se me escapan sin querer. Lo siento. Quiero comer cristal y escupir dientes; me arrancaría la lengua para no volver a hablar y vendería mis sesos a algún carnicero con ánimo de lucro.
No sé, tal vez hoy no sea yo quien habita mi cuerpo. Voy a dormir. Puede que mañana despierte en una galaxia lejana, rodeada de muñecos morados de ojos saltones. Estoy algo confusa.
Probablemente mañana sea un nuevo día, quién sabe.

3 comentarios:

muñeco de trapo dijo...

Adoro replantearme mi existencia al despertarme. Electroencefalograma plano y boca de cenicero, sumados a un buen dolor de cabeza son buenos consejeros; en esos momentos, tu mundo se tambalea y desearías ser fuerte, pero la muralla que te aísla del mundo grita por fisuras...

muñeco de trapo dijo...

http://unalbornozllenodenotas.blogspot.com/

Falsirego dijo...

Este texto no se parece en nada a lo que había leído hasta ahora de vosotras.
Es duro, de una dureza que corta. Pero a la vez es muy real. Me gusta mucho. Espero que sigáis escribiendo cosas y las compartáis. Ya sabéis que siempre os leo.

ÚLTIMO BAILE

ÚLTIMO BAILE
Bailaré hasta saciar todos mis anhelos, sintiendo cada soplo musical como la esperanza de que otro mañana será posible. Así, hasta bailar con la muerte, última compañera de todos, aquella a la que tendremos que conceder el baile que cierre la fiesta. N.O.G.

OLOR A CALLE

Te aferras a mí como un recuerdo, fruto de largas horas vagabundeando.
Te quiero en mí destructor del olvido, evocando horas pasadas.
Visualizo en tu aroma sugerencias vividas.
Fragancias exquisitas y nauseabundas como dos enamorados fusionadas.
Imágenes bellas y mortales grabadas en tu presencia.
Frases y pláticas como voz lejana.
Sonrisas y sollozos desgarrados pugnan por escapar de tu interior.
¿Dónde quedo yo?
¿Habito en mí o en ti?
No me dejes en el abismo de la ignorancia.
Arrópame con tu manto aromático, guárdame en el recuerdo de lo que alguna vez fui.

N.O.G.

"...pero vosotros ciegos estáis cuando no conocéis que nacéis para padecer y morís para descansar."

¿Qué valor damos a la vida?
¿Qué consideramos que somos durante nuestro viaje?
¿Cuál es nuestra misión? ¿Padecer?
Sinceramente, creo que la vida es lo más bello que posee el ser humano. Descansaré al morir, pero después de haberme cansado de felicidad.
N.O.G.
Cuentan que Ulises, harto de prodigios, lloró de amor al divisar su Itaca verde y humilde. El arte es esa Itaca de verde eternidad, no de prodigios.

Jorge Luis Borges

NACÍ CON LAS MANOS VACÍAS

Y llenas de cuentos. Las manos sirven para escribir, amar o tejer. Hay para quien es el más dulce de los tormentos. Las manos pueden ser grandes, fuertes, etereas, capaces de todo y de nada. Demuestran y hacen mucho. Nací con las manos vacias pero llenas de historias que escribir, amar o tejer. Nací con las manos surcadas de ti pero sobre todo de mí.
CSB.

LA BELLEZA DE UN INSTANTE

LA BELLEZA DE UN INSTANTE
N.O.G.