martes, 16 de junio de 2009

EL PASO DE LA VIDA

Salía cada mañana, temprano, a ver nacer el día. Los comerciantes empezaban a mostrar sus primeros movimientos soñolientos. Olores de toda clase se entrelazaban: verdura fresca, fruta recién lavada, carne, pescado, dulce, perfumes…
Aquello era la fiesta del olfato.
Todavía no andaban niños por la calle y el silencio era todo lo sepulcral que puede ser en tal situación. La voz humana no irrumpía en el espectáculo, dejando paso al sonido de las cajas, los cuchillos afilándose y algún que otro bostezo.
Incluso los pájaros callaban, pues todavía sus píos no habían despertado de una larga noche placentera.
Paseaba por la orilla, no del río (aquello era un lujo), sino de las vías del tren. Daba igual; su mañana seguía siendo inmensamente idílica.
Solía tomarse un café con doble carga de agua mientras degustaba un apetitoso croissant, pero no con la boca (otro lujo), sino con los ojos.
Después pasaba a recoger el periódico del día anterior que quedaba cerca de algún contenedor. Siempre iba retrasada con respecto a las noticias, la realidad, pero daba igual. Tenía la sensación de vivir a cámara lenta, más despacio que el resto de los humanos. Sin relojes, sin citas.
Y veía la vida pasar. Unas veces sentada, otras de pie, muchas tumbada y unas pocas haciendo el amor, otro lujo más.

2 comentarios:

J.Carlos dijo...

El lujo es leerte y ser testigos nuevamente de tus palabras. Casi he visualizado la escena, tal y como la relatabas, la historia de tanta gente que está a nuestro alrededor y no existen para la mayoría, pero estan ahí, viviendo.
Un placer reencontrarte, Hasta pronto.
Saludos

Anónimo dijo...

polite!!!(idazki guztiak bezala,jej!)nola idazten dezun nereixe!!!ke pasada!!!zoragarria!!!badakidan arren ez dezula inoiz eginen,ez utzi inoiz idazteari!!besarkadarik goxoena!!muuak!!

ÚLTIMO BAILE

ÚLTIMO BAILE
Bailaré hasta saciar todos mis anhelos, sintiendo cada soplo musical como la esperanza de que otro mañana será posible. Así, hasta bailar con la muerte, última compañera de todos, aquella a la que tendremos que conceder el baile que cierre la fiesta. N.O.G.

OLOR A CALLE

Te aferras a mí como un recuerdo, fruto de largas horas vagabundeando.
Te quiero en mí destructor del olvido, evocando horas pasadas.
Visualizo en tu aroma sugerencias vividas.
Fragancias exquisitas y nauseabundas como dos enamorados fusionadas.
Imágenes bellas y mortales grabadas en tu presencia.
Frases y pláticas como voz lejana.
Sonrisas y sollozos desgarrados pugnan por escapar de tu interior.
¿Dónde quedo yo?
¿Habito en mí o en ti?
No me dejes en el abismo de la ignorancia.
Arrópame con tu manto aromático, guárdame en el recuerdo de lo que alguna vez fui.

N.O.G.

"...pero vosotros ciegos estáis cuando no conocéis que nacéis para padecer y morís para descansar."

¿Qué valor damos a la vida?
¿Qué consideramos que somos durante nuestro viaje?
¿Cuál es nuestra misión? ¿Padecer?
Sinceramente, creo que la vida es lo más bello que posee el ser humano. Descansaré al morir, pero después de haberme cansado de felicidad.
N.O.G.
Cuentan que Ulises, harto de prodigios, lloró de amor al divisar su Itaca verde y humilde. El arte es esa Itaca de verde eternidad, no de prodigios.

Jorge Luis Borges

NACÍ CON LAS MANOS VACÍAS

Y llenas de cuentos. Las manos sirven para escribir, amar o tejer. Hay para quien es el más dulce de los tormentos. Las manos pueden ser grandes, fuertes, etereas, capaces de todo y de nada. Demuestran y hacen mucho. Nací con las manos vacias pero llenas de historias que escribir, amar o tejer. Nací con las manos surcadas de ti pero sobre todo de mí.
CSB.

LA BELLEZA DE UN INSTANTE

LA BELLEZA DE UN INSTANTE
N.O.G.